Salesianos al día No. 772    26/06/2018

 

Salesianos celebraron 50 años de presencia en la Kennedy

 

Más de 700 personas estuvieron presentes en la sesión solemne por los 50 años de presencia salesiana en la Kennedy, realizada el viernes 22 de junio en el coliseo del Colegio Técnico Don Bosco. Desde el 8 de octubre de 1968, los salesianos trabajan en este sector de la capital brindando una educación técnica de calidad con el carisma de Don Bosco.
 
 
En el acto estuvieron presentes: P. Francisco Sánchez, Inspector; P. Ángel Lazo, Vicario; P. Naún Tapia, Director de la Comunidad de la Kennedy; P. Robert García, Delegado para la Formación Inicial y Permanente; hermanos salesianos que forman parte de la comunidad y quienes ofrecieron su servicio educativo – pastoral en la obra; directivos y personal administrativo, docente y de apoyo que trabaja en las diferentes dependencias.
 
El rector del Colegio Técnico Don Bosco, Víctor Orquera, agradeció a Dios, María Auxiliadora y Don Bosco por la presencia de los salesianos en la Kennedy, y mencionó que el trabajo educativo pastoral se realiza desde una óptica salesiana. "Empezar una obra salesiana es mirar con visión de futuro, responder a los requerimientos de la sociedad y particularmente de los jóvenes que más necesitan" agregó el directivo.
 
Por su parte, el padre Inspector resaltó que el acto de celebración es una oportunidad para celebrar la decisión valiente de salesianos y laicos de estar comprometidos con la educación; la generación de fuentes empleo a través de las empresas, y la colaboración efectiva para la evangelización y a la Iglesia a través de las publicaciones pastorales.
 
En medio de las intervenciones, el grupo de música y danza del plantel educativo presentaron canciones y bailes tradicionales de la cultura ecuatoriana que arrancaron los aplausos de todos los presentes. La puesta en escena evidenció la formación complementaria que reciben los estudiantes, como lo hacía Don Bosco en el Oratorio de Valdocco.
 
En su discurso, el P. Naún Tapia habló de los inicios de la obra y del aporte realizado por cada uno de sus directores hasta la actualidad. A través del relato se reflejó el crecimiento de una comunidad que inició hace 50 años con 298 estudiantes y 15 colaboradores, y que en la actualidad atiende a una población de más de 6 000 estudiantes y brinda trabajo a más de 650 personas. Aseguró que todo el trabajo está inspirado en la misión de Don Bosco para que los frutos que brinda la obra, sigan beneficiando a la sociedad actual.
 
También se hizo un reconocimiento especial al Coadjutor Adriano Dalle Nogare quien llegó procedente de Italia en 1970. Es uno de las personas más apreciadas por el trabajo realizado durante 48 años en la formación técnica de miles de jóvenes, con quienes ha compartido sus conocimientos y también su amor por Don Bosco.
 
Algunas instituciones como la CONFEDEC, Ministerio de Educación, Consejo Provincial de Pichincha, Don Bosco La Tola, y Unidad Educativa Cardenal Spellman entregaron reconocimientos a la Institución al celebrar 50 años de vida institucional. El padre Inspector también entregó una medalla a nombre del Consejo Nacional de Educación Salesiana (CONESA), la misma que fue colocada en el estandarte por el P. Robert García, ex alumno del Colegio Técnico Salesiano Don Bosco.
 
Finalmente, se entregó una figura de Don Bosco a todos los salesianos presentes, así como a ex rectores, directivos y personal que conforman las obras a manera de agradecimiento por el trabajo que realizan en beneficio de la niñez y juventud, en especial de la más pobre.