Un sentido adiós al Padre Juan Bottasso (1936 – 2019)

quito, 06 enero 2020 PDF

El P. Juan Bottasso recibió el grado de Doctor Honoris Causa por la Universidad Politécnica Salesiana en el año 2011

 

En la eucaristía de Pascua realizada el 27 de diciembre en la Iglesia María Auxiliadora de la parroquia del Girón se congregaron cientos de personas para decirle adiós al P. Juan Bottasso (1936 – 2019); sacerdote salesiano que trabajó con pasión, que supo ver, sentir, amar y escuchar la realidad, que dialogó y comprendió a los pueblos milenarios, que tuvo una vida tan activa como creadora, que confiaba ilimitadamente en la ciencia como punto de partida para comprender y solucionar problemas y que, gracias a su confianza en las personas, generó proyectos que cambiaron historias y vidas.

 

Es así como lo describen sus amigos, aquellos que compartieron con él diferentes etapas y para quienes es difícil encasillar una personalidad tan rica como la suya. Su hermano, el P. Domingo Bottasso, también misionero, da cuenta de él como un académico que se dedicó a conocer y estudiar a los pueblos de la Amazonía. "Fue un conocer para ser, para crear diálogos e invitar a una compresión de estos pueblos milenarios. Hoy su partida nos invita a continuar con el trabajo, que el recuerdo del hermano nos acompañe y nos ilumine en el camino".

 

El Arzobispo de Quito, Monseñor Alfredo Espinoza, presidió la eucaristía, la cual fue concelebrada por el P. Francisco Sánchez, Inspector de los Salesianos en Ecuador; el P. Javier Herrán, rector de la UPS y por sacerdotes de la orden salesiana. Monseñor lo recuerda como un buen pastor, que supo ver, sentir, amar y escuchar a la realidad. ¡Cuánto nos falta como iglesia saber escuchar lo que los otros están gritando para responder como buenos pastores de lo que necesitan y piden!, dijo. 

 

Eucaristía de funeral del P. Juan Bottasso celebrada por el Arzobispo de Quito, Monseñor Alfredo Espinoza  y concelebrada por sacerdotes salesianos

 

Expresó también que "recordar al hermano nos debe dar alegría, porque Juan ha trabajado con pasión y corazón por los demás hasta el último día de su vida. Llevo en mi corazón lo que pidió: el desafío que tenemos de trabajar por la pastoral indígena en Quito"

 

José Juncosa, vicerrector de la sede Quito y amigo cercano del P. Juan, expresó que "Con no pocos de los aquí presentes hemos compartido con él momentos de cálida y larga amistad, así como otros de encendidos debates, algunos de los cuales dieron lugar a iniciativas que le sobrevivirán en el tiempo como la Editorial Abya Yala, el museo Abya Yala, la carrera de Antropología, la Universidad"

 

Para el Vicerrector, "el mensaje de Juan suena fuerte y claro. Si la Iglesia atraviesa por momentos difíciles la tarea debe resultar todavía más apasionante y vital que nunca; hoy, sobre todo, tiene sentido creer para sanar, reconstruir e imaginar nuevos caminos", señala. Recuerda también que tenía una confianza ilimitada en la ciencia como punto de partida para comprender y solucionar problemas. 

 

Finalizó diciendo: "Juan apreciaba mucho el libro Donde el corazón te lleve, de la autora Susana Tamaro, solía obsequiarlo a quienes se acercaban a él en busca de consuelo y consejo. "Creo que ese título expresa el secreto de su vida: vivió su vida al ritmo de lo que su corazón le dictaba; hizo, deshizo y fue siempre a donde su corazón lo llevó; sin ilusiones, pero con una profunda esperanza. Fue, esencialmente, un hombre libre. Y es el regalo final que su vida nos ofrece a todos", señaló.

 

Su sobrina, Elena Villani, viajó desde Italia para despedirlo. Manifestó que "Como familiares hemos tenido el gusto de tenerlo entre nosotros todos los años cuando venía a Italia para los cursos que dictaba en Roma. Amaba mucho a nuestro pueblo, pero su vida y su tierra era el Ecuador, esta tierra que hace muchos años lo había acogido. Sus hermanas, en los últimos años con el andar del tiempo y el avanzar de la edad con algún problema de salud, habían insistido mucho para que regresase a vivir en Italia, pero la respuesta siempre era la misma: jamás lo haría"

 

"No teníamos que preocuparnos, aquí se sentía amado, apoyado y ayudado en lo que necesitaba. Se sentía feliz y por este motivo quiero agradecerles que, de diversas formas, le fueron cercanos; le habéis hecho sentir el calor de la familia y de la casa. Agradezco la dicha de haber tenido un tío tan maravilloso, ustedes han tenido la fortuna de conocer una persona, un sacerdote maravilloso. Nos hará falta, mucho, pero desde allá arriba, con su entusiasmo y su alegría, estoy segura que nos protegerá y pedirá por nosotros", dijo finalmente.

 

Por su parte, la embajadora de Italia, Caterina Bertolini, agradeció al padre Bottasso por su obra y por haber reafirmado con toda su vida el valor de la obra salesiana. "Gracias al P. Bottasso, a su familia y sobre todo a los Salesianos por entregar al mundo hijos que ayudan a quien más lo necesitan"

 

Al culminar la eucaristía, se leyeron numerosos saludos y cartas de despedida por parte de sus amigos en todo el mundo y que llegaron a la Inspectoría Salesiana y a la UPS.

 

Discurso de José Juncosa en la eucaristía de Pascua del P. Juan Bottasso

 

 

 

Biografía del P. Juan Bottasso, Ph.D

  • El P. Juan Bottasso llegó desde Italia a Ecuador en el año 1959. Desde 1964 se comprometió en la formación del movimiento indígena amazónico de la Nacionalidad Shuar. Formó una presencia misionera respetuosa con las culturas y solidaria con las reivindicaciones indígenas por el territorio, la lengua y la educación intercultural. 

  • Creó en 1975 la editorial "Mundo Shuar" que se ha prolongado desde el año 1983 hasta la actualidad a través del Centro Cultural Abya Yala, Editorial Abya Yala, Centro de Documentación y Museo Amazónico. Su trabajo propició la conformación del corpus más numeroso de obras sobre diversos pueblos indígenas y afroecuatorianos de América Latina, que incluye información y estudios sobre movimientos sociales y comunidades locales. 

  • Fue un modelador de la opinión pública, animador de redes de reflexión sobre los desafíos de la interculturalidad y promotor del diálogo crítico y propositivo entre el mundo académico, las iglesias y los pueblos indígenas. 

  • Para impulsar la formación profesional de hombres y mujeres insertos en pueblos y comunidades indígenas, fundó en 1987 la Carrera de Antropología Aplicada y apoyó la creación de la Carrera de Gestión para el Desarrollo Local Sostenible de la UPS. 

  • Entre sus numerosas obras destacan: Los Salesianos y los Shuar. Entre la hostilidad y el diálogo (1980); Bibliografía general de la Nación Jívaro (1983), Los Salesianos y la Amazonía (1993). 

  • Fue Vicerrector de la Sede Quito entre 1995 y 1999. En el año 2003 fue incorporado a la Academia Nacional de Historia del Ecuador. Fue Presidente de la Editorial Abya Yala, dirigió la Parroquia Universitaria y se desempeñó como docente universitario.

 

 

Carrera: todas



Ir a Noticias UPS